Durante el barroco, la obra más notable acometida en Quesada fue la Iglesia del Hospital o de la Purísima Concepción, con una sola nave cubierta con bóveda de medio cañón a la que, posteriormente se le añadió otra nave. Su portada principal consta de un doble arco de medio punto de ladrillo con pilastras dóricas y entablamento con ventanal.

 

La fábrica original era de planta rectangular de una sola nave a la que se le añade posteriormente otra nave lateral. La fachada de líneas muy sencillas esta realizada en ladrillo al igual que otras muchas construcciones de la época en toda la comarca dentro del estilo mudéjar toledano. La bóveda actual es de medio cañón y rematada hacia el altar en media cúpula. La cubierta original era de armadura de madera y artesonado con pinturas policromas del que todavía quedan importantes restos sobre la bóveda actual. De esta armadura destacar el alfarje octogonal inclinado que cubría el altar que se conservo hasta la primera mitad del S. XX. El retablo de época barroca, del que quedan alguna fotos, era sencillo, enmarcando el camarín y con columnillas salomónicas a los lados y rematado por una coronación con un luneto decorativo, todo el realizado en madera. La actual de decoración del retablo es de época reciente al igual que la decoración del camarín.

 

En él se puede destacar los perfiles mixtilíneos de la cornisa y hornacina, la utilización del estuco en lugar de la madera y la profusión del decorado: cabeza de ángeles y máscaras con hojas en las columnas; estípites, espejos y yeserías en el intradós de la bóveda.

La Iglesia de la Purificación y parte de sus patios o claustro formaron parte del antiguo hospital, escuela de gramática. Su cronología es de principios del S. XVII.

 

• Acceso:

La Iglesia del Hospital se encuentra en la calle que recibe el mismo, haciendo esquina con la Calle Nueva y a escasos metros de la Plaza de la Constitución.

 

Horarios de misas:

- Misa de Invierno: 19:00 horas.