FIESTAS DE QUESADA

 

 

 

San Antón: 17 de enero (luminarias día 16):

 

Esta fiesta tiene lugar todos los años el día 17 de enero, festividad de San Antonio Abad (San Antón).La noche del día 16 se encienden al oscurecer las luminarias, generalmente por barriadas. En las lumbres se suele montar un gran festín con chorizos, tocino, flores, morcilla y todo ello regado con un buen vino añejo. Pero lo más típico, gastronómicamente hablando, de esta gran velada son las migas.

 


La noche de San Antón conserva en Quesada un sabor íntegro a tradición. Cada 16 de enero la ciudad de la sierra se convierte en punto de referencia en la celebración de la fiesta de la hoguera. El santo es procesionado por las calles y es seguido con devoción en una localidad con notable dependencia agrícola.

 

Hasta 60 lumbres se espera que luzcan este año bajo la luna nueva de la noche quesadeña. Tanto se mima el ritual del santo, que el Ayuntamiento subvenciona con 30 euros a cada una de las lumbres de San Antón que ofrezcan sus ascuas para hacer las tradicionales migas quesadeñas, esas en las que a la harina, el agua, el aceite y la sal, le añaden 'pajarillos' (pimientos verdes secos) y 'torreznos' (tocino frito).

 

Acompañarán en la fiesta gastronómica las 'flores' (palomitas de maíz) así como productos de matanza: chorizo, morcilla negra, morcilla blanca y salchichón. Todo ello regado con buen vino de esparteña, hecho por los propios quesadeños.

 

Algunas hogueras como la muy poblada de la calle Dos de Mayo o la que el Ayuntamiento organiza en la Plaza de la Constitución, que se mantiene encendida hasta que pasa el sábado 20. En todos estos lugares se hará un alto en la recolección de la aceituna para celebrar una jornada que es de las más celebradas en Quesada y que, de alguna manera, se prolongará hasta San Sebastián, patrón de la localidad.

 

Un antiguo refrán quesadeño dice que «San Antón mete a las mocicas en el rincón y San Sebastián las saca a pasear», porque para San Antón suele siempre llover, «San Antón, viejo y meón», haciendo referencia a la considerable edad del santo, mientras que el día de San Sebastián todo se aclara porque este es un militar joven y fuerte.

 

- San Sebastián: 19, 20 y 21 de enero: 


Desde el 19 hasta el 21 de enero, Quesada celebra fiestas en honor al patrón de la localidad y capitán de los soldados, san Sebastián, que recibe culto en la ermita situada a dos kilómetros de la ciudad. El día 19, se desarrolla el traslado de su imagen hasta Quesada para que el día 20, fiesta local y festividad del santo, los tres abanderados y el tamborilero, ataviados con trajes antiguos, realicen cinco lidias de bandera durante la procesión de la imagen del santo que ocurre por la tarde. El día finaliza en la luminaria levantada delante de la puerta del Ayuntamiento en torno a la que se degustan productos de la matanza regados con buen vino. Las fiestas concluyen el día 21 que sólo se diferencia de la jornada anterior en ser tres las veces que se bailan las banderas.

 

 

- Día del Santo o del Hornazo: Domingo de Resurrección.


Se celebra el Domingo de Resurrección. Recibe el nombre "El Santo", porque es tradición que los quesadeños ese día se congreguen en multitud en la ermita del Santo patrono de Quesada "San Sebastián", que dista de la localidad unos 3 Km. El sobrenombre de "día del hornazo" le viene de que el hornazo (torta de aceite y azúcar formando ricas figuras y adornados con 1 ó 2 huevos y con anises) es un producto típico de la repostería quesadeña y que por estas fechas se colme. Es como la fiesta de inicio de primavera.

 

- Traída de la Virgen de Tíscar: primer sábado de mayo: PRIMER SÁBADO DE MAYO

 


Patrona de Quesada, la Virgen de Tíscar, que recibe culto en la ermita que lleva su nombre y que se encuentra en un paraje de excepcional belleza en pleno corazón de la Sierra de Cazorla. El primer sábado del mayo, se celebra una romería a su santuario para trasladarla a la iglesia parroquial de Quesada donde permanece hasta el último día de las fiestas de agosto. Tras pasar el día en el campo, el momento más apoteósico del camino de regreso se produce en El Humilladero, lugar en el que se concentran los fieles que no acudieron a la ermita para unirse a la comitiva y entrar en la localidad, bellamente adornada, con la milagrosa Virgen.

 

 

 

- Feria y Fiestas de Quesada en honor de la Virgen de Tiscar (23 al 28 de agosto)


- Fiesta de Tíscar: primer domingo de septiembre.


El primer domingo de septiembre tiene lugar la tradicional fiesta en honor de la Virgen de Tíscar, patrona de Quesada, en el bellísimo santuario de su nombre, distante de Quesada 14 km.

                         

Entre los actos programados por la cofradía para la celebración de la fiesta esta: a las 13 horas la Santa Misa y acto seguido tendrá lugar la procesión de la imagen por el itinerario de costumbre.

Cuenta la tradición que esta advocación mariana fue traída por san Isicio, obispo que fuera de Cazorla y discípulo del apóstol Santiago, y que fue escondida en la Cueva del Agua durante las persecuciones cristianas de los romanos y los visigodos. Desde 1560, su fama de milagrosa y el gran fervor popular han hecho que el primer domingo del mes de septiembre se trasladen muchas personas hasta su ermita.

 

 

- Fiesta de los Cargos, de la Pascua o del Dios Chico en la aldea de Belerda (Quesada): 25, 26 y 27 de diciembre.


Esta fiesta se realiza en las aldeas de Tíscar, Don Pedro y Belerda. Comienzan los actos el día 25 a las 12 de la mañana, procediéndose a la recogida de los trajes para los Cargos, se voltea la bandera y se inicia la fiesta que durará tres días.

 


La tradición se remonta al siglo XIX y rememora la retirada de las tropas napoleónicas en la guerra de la Independencia. La fiesta se inicia el 25 de diciembre en la aldea de Belerda. Los cinco "Cargos", primer y segundo capitán, el abanderado, el guinche y el cargo chico, acompañados por el tamborilero y una entusiasta comitiva, parten el día 26 hacia el Santuario de Tíscar donde se procesiona la imagen de la Virgen. Durante el regreso, de cortijada en cortijada, los sabrosos productos de la matanza y el buen vino reciben a la comitiva. El día 27, con la renovación de los "Cargos" del año venidero, finaliza esta peculiar fiesta.