LA CUEVA DEL AGUA

 

Es uno de las primeras grutas naturales conocidas en España, donde se funden el agua del río Tíscar y la roca del Monte del Caballo. Las dos sierras se abrazan para dejar bajo sus entrañas el agua que se pierde caprichosamente entre saltos, pilones, cascadas y fuentes, para seguir su curso zigzagueante río abajo hasta formar el idílico Pilón Azul camino a la Aldea de Belerda.

 

 

Leer más:Cueva del Agua

CASTILLO DE TISCAR

 

Declarado Bien de Interés Cultural conforme al decreto de 22 de abril de 1949. Se trata de un recinto de reducidas dimensiones con una pequeña torre del homenaje situada en su extremo oriental. Se construyó en tapial basto con partes de mampostería regular, apoyándose los paños de muralla sobre la misma roca para cerrar los pasos libres entre ella. En el centro se alza un gran roquedal, llamado Peña Negra, que posiblemente tuvo función de alcazarejo del castillo.    

                         

Leer más:Castillo de Tíscar

 

 MUSEO RAFAEL ZABALETA

  

El Museo está dedicado al pintor Rafael Zabaleta, nacido en Quesada. Se fundó en 1963 aunque la nueva sede se inaugura el 1 de diciembre del 2008. Aquí podemos contemplar la excepcional colección de piezas que la familia de este insigne pintor legó a su pueblo natal. El museo tiene una superficie de 3800 metros cuadrados y recoge actualmente 1227 obras. La colección del pintor se expone en dos grandes salas, incluyendo en su último apartado el dedicado a los Amigos de Zabaleta, entre otros a Picasso, Miró, Manolo Hugué, Solana, Canogar, etc.

Completa el Museo las donaciones de Cesáreo Rodríguez-Aguilera y Angeles Dueñas, así como las obras premiadas en el Concurso Internacional de Pintura Homenaje a Rafael Zabaleta.

Además de estas salas de exhibición permanetes, existen espacios destinados a diversos usos: dos salas de exposiciones temporales, taller de restauración, taller didáctico, salón de actos, biblioteca especializada, dos almacenes y espacios abiertos adecuados para actividades al aire libre.

Leer más:Museo Rafael Zabaleta

SANTUARIO DE TISCAR

 

                        

 

La construcción actual del Santuario de Tíscar data de mediados del siglo XX, pero todavía conserva elementos arquitectónicos de otras épocas como la gran puerta de entrada con arco apuntado, las jambas ornamentadas o los restos del alicatado granadino en la sacristía datados del siglo XIV. Originalmente debió ser un pequeño recinto, levantado tras la reconquista cristiana, destinado a recibir romeros en acción de gracias.

Este Santuario es, sin duda, una perfecta adaptación entre hombre y naturaleza, enclavado entre Peña Negra el Cerro del Caballo cierra el paso natural entre ambas montañas, hoy abierto por dos túneles.

 


Leer más:Santuario de Tíscar

VILLA ROMANA DE BRUÑEL

 

La Villa Romana de Bruñel fue descubierta de forma casual en 1965 mientras se llevaban a cabo labores agrícolas en la zona. A partir del descubrimiento comenzarían las excavaciones arqueológicas bajo la dirección de R. del Nido, A. Arribas, M. Riu, P. Palol, M. Sotomayor, y J. González Navarrete. En total siete intervenciones sucedidas entre los años 1965 y 1971, dejando al descubierto el que sería hasta el momento el principal y más importante yacimiento de época romana de las provincia junto al de Cástulo (Linares).

 

Los restos sacados a la luz pertenecen a una Villa. En el mundo clásico esta era una casa de campo, una segunda residencia para el señor y su familia, la cual se encontraba equipada con lujo y comodidades e igualmente estaba ligada a la explotación agrícola.

 

 

En el caso de Bruñel encontramos tres fases de construcción comprendidos entre los siglos II, III Y IV. La mayoría de las fases se encuentran superpuestas, apreciándose mejor las últimas en el tiempo, en especial las zonas absidales de una construcción de forma rectangular con contrafuertes correspondiente igualmente al momento de mayor extensión en superficie de la vivienda. Los espacios pertenecien

tes al S. II, son también fácilmente reconocibles por sus pavimentos con mosaicos, correspondiéndose con el momento de máximo esplendor de la Villa.

La Villa Romana de Bruñel no está excavada en su totalidad, tan solo unos 5.000 de unos 15.000 metros, lo cual dificulta el conocimiento completo y funciones de sus dependencias.

Leer más:Villa Romana de Bruñel